Su Compañía de Hoy y de Siempre

El Seguro de Vida como Protector de la Hipoteca

Usted compró recientemente la casa de sus sueños. Es el lugar en donde piensa criar a su familia y compartir recuerdos que durarán toda una vida. Al empezar este nuevo capítulo de su vida, deténgase un momento y vea todas las nuevas responsabilidades que ha aceptado.

Ya sea una casa nueva, una propiedad para rentar, o bienes raíces, usted recibió una hipoteca porque el prestamista aprobó el nivel de sus ingresos y su respetable situación económica. Usted ofrece un buen riesgo como deudor y el prestamista está lo suficientemente convencido de que se le devolverá el dinero de su préstamo más los intereses. ¿Qué pasa si usted, como principal productor de ingresos, muere? Si usted tiene una familia con dos ingresos, ¿qué pasa si uno de ellos muere? Además del trauma emocional, el cónyuge superviviente podría sufrir una caída significativa en el nivel de ingresos de la familia. Es por eso que muchos contratos de hipotecas incluyen una cláusula que declara, "Al morir cualquiera de los que firman, el contrato queda sujeto a renegociación...". La pérdida de una fuente de ingresos puede causar serios problemas económicos para su familia que pueden terminar en una posible ejecución hipotecaria. Por eso muchos bancos y compañías hipotecarias insisten en que los propietarios compren seguro de hipoteca.

¿A quién comprarle el seguro?
Básicamente, usted compra un seguro de hipoteca para que, en el caso de una muerte inesperada, haya fondos disponibles para cumplir con cualquier saldo hipotecario pendiente. Pero ¿a quién comprarle el seguro? Cuando usted compra un seguro de un banco o de una compañía hipotecaria, generalmente pierde todo el control de la propiedad. En algunos casos, la institución prestamista, previamente imprime su propio nombre en la línea del beneficiario de la póliza. Usted paga las primas y el prestamista recibe los beneficios al morir el asegurado. Su familia recibe la escritura de la casa. Superficialmente, eso puede parecer una solución equitativa, pero hay varias razones por las que un cónyuge superviviente puede no querer quedarse en la casa:

  • Los recuerdos diarios de su pérdida pueden ser difíciles de manejar para el cónyuge y su familia.
  • La casa puede ser simplemente demasiado grande para mantenerla.
  • Su cónyuge puede desear mudarse cerca de amigos y familia.
  • Su cónyuge puede necesitar reubicarse a un mejor trabajo o área escolar.
  • Puede ser mejor en ese momento no liquidar la hipoteca y perder la deducción de impuestos por los pagos de intereses. Su cónyuge puede querer pagar la hipoteca hasta el punto en el cual pueda cómodamente manejar los pagos y conservar la deducción de impuestos por pagar intereses.

Los beneficios de ser el dueño del seguro
En lugar del seguro que ofrece una institución de préstamos, usted puede querer considerar comprar un seguro de vida y ser el dueño de la póliza. El seguro de vida propio lo pone a usted en control. Al comprar el seguro directamente de una compañía de seguros, no de un banco ni de una compañía hipotecaria, usted es el dueño de la póliza y tiene control absoluto sobre sus opciones. Como dueño, su cónyuge, no el prestamista, recibe los beneficios del seguro a su muerte (asumiendo que su cónyuge es el beneficiario de la póliza). Su cónyuge puede decidir el curso de acción a tomar. Eso quiere decir, que su cónyuge puede usar los beneficios para pagar la hipoteca en un solo pago o continuar pagándola periódicamente.

El seguro de vida propio es portátil. Eso significa que si usted se cambia de casa en unos cuantos años, no tendrá que reemplazar su seguro. Eso puede ahorrarle bastante dinero ya que las tasas del seguro usualmente aumentan conforme usted envejece. Hay también otras consideraciones: digamos que usted pagó la hipoteca y que ya no es necesario el seguro de la hipoteca. El seguro de vida propio puede todavía proporcionar un beneficio de seguro valioso. Aún si usted se cambia a una nueva casa, es posible usar la cobertura existente como parte de lo que usted ahora necesita proteger.

Seguro Temporal
El seguro temporal propio puede ser un protector de hipoteca atractivo porque le permite comprar una gran cantidad de protección de seguro a un precio competitivo. Fue diseñado para ayudar a la gente a comprar el seguro que necesita en el momento en que tiene poco dinero. El seguro temporal es también ideal cuando usted sólo necesita la cobertura por poco tiempo. Algunas de las características del seguro temporal incluyen:

  • Protección accesible a precio competitivo.
  • Beneficio al morir garantizado, sin valor en efectivo.
  • Cobertura disponible en un año, cinco años u otros incrementos de tiempo.
  • Es generalmente convertible a seguro de vida permanente, sin mostrar prueba de asegurabilidad.

Otras opciones a considerar
Además del seguro temporal, hay otros planes de seguro permanente propios que usted puede querer considerar. Como esos planes proporcionan alguna forma de protección de seguro permanente, los pagos de las primas generalmente son más altos que los de una póliza a término comparable. El beneficio adicional que usted recibe puede justificar el precio más alto.

Por ejemplo, el seguro temporal, ya sea comprado a una institución prestamista o a una compañía de seguros, no crea valor en efectivo. A no ser que usted muera en un período específico, sus herederos no reciben ningún beneficio del seguro. ¿No sería bueno tener algo por esos años de pagar las primas consistentemente? Una porción de las primas que usted paga por cobertura de seguro permanente crea valor en efectivo cada año, proporcionando una manera de ahorrar fondos para necesidades futuras.

Seguro de Vida Permanente
Aunque discutible, éste es el tipo más popular de seguro propio. El seguro de vida permanente puede proporcionar la base sobre la cual puede edificar el futuro de su familia. Con el seguro de vida permanente, usted está asegurado durante toda su vida, si paga todas las primas debidas. Y aún cuando usted pueda al principio comprar seguro de vida permanente como protección de hipoteca, usted puede usar la acumulación del valor en efectivo para otras cosas, como fondos para la universidad. Las características del seguro de vida permanente incluyen:

  • Acumulación de valor en efectivo con impuestos diferidos.
  • Un nivel de prima fijo de por vida.
  • Posibilidad de cambiar un plan añadiendo cláusulas opcionales (en base a requisitos de emisión).
  • Calificar para ganar dividendos, como lo declare una compañía de seguros mutuos.
  • Beneficios al morir garantizados generalmente sin impuestos federales sobre ingresos.

Combinación Mixta
Algunas compañías de seguros ahora ofrecen planes innovadores que combinan la protección garantizada y la acumulación del valor en efectivo de seguro de vida permanente, con la accesibilidad del seguro temporal. Esos planes se crean cuidadosamente para cubrir las necesidades de las familias de hoy. Conforme cambian las necesidades a través de los años, esos planes le permiten convertir la porción temporal a permanente. Eso ayudará a impulsar su acumulación de valor en efectivo en años venideros. Algunas de las características de esos planes mixtos incluyen:

  • Una prima inicial más baja que la de una póliza comparable de 100% de seguro de vida permanente.
  • Flexibilidad para convertir la porción temporal en seguro permanente.
  • Acumulación de valor en efectivo con impuestos diferidos.
  • Posibilidad de crear un plan añadiendo cláusulas opcionales (en base a requerimientos de emisión).
  • Calificar para ganar dividendos en la porción de vida permanente del plan, siempre y cuando los declare una compañía de seguros mutuos. (Los dividendos no se garantizan).
  • Beneficios garantizados al morir, generalmente sin impuestos federales sobre ingresos.

¿Puede usted darse el lujo de esperar?
La respuesta es simplemente NO. Ya sea que usted decida comprar un seguro de hipoteca a través de un banco o un seguro de vida propio, la clave es prepararse. Hay una posibilidad real de que algún día una persona será la única responsable de las finanzas de su familia. Tomando hoy las medidas necesarias, usted puede asegurar el futuro económico de su familia mañana: un agente de New York Life – capacitado profesionalmente y con experiencia — puede ayudarle a analizar lo que usted necesita y recomendarle las soluciones apropiadas sin costo alguno para usted.

Para mayor información, visite la sección llamada Nuestros Agentes o llame sin costo al 1-877-692-8432. Esta información es gratuita y no conlleva obligación alguna.

Este material se presenta con fines informativos unicamente. New York Life y sus agentes no proporcionan asesoría legal, de contaduría o de impuestos. Para obtener consejos en materia legal, de contaduría o de impuestos, consulte a sus asesores personales.

Los documentos ofreciendo los productos mencionados están escritos en inglés.
Offering documents for the referenced products are available in English only.

Rate
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)

To Top
 
El Seguro de Vida como Protector de la Hipoteca

Artículos Relacionados

¡Felicidades por su nueva casa!

El Seguro de Vida como Protector de la Hipoteca

© 2011 New York Life Insurance Company, New York, NY. All rights reserved.  Privacy Policy  Site Help/Disclosures