Su Compañía de Hoy y de Siempre

¡Felicidades por su nueva casa!

El sentimiento es único. Está un poco nervioso por el paso que acaba de dar pero también está sumamente contento. Ya sea ésta la primera casa, la que necesita mejoras, o la casa soñada de la que ha venido hablando por años, una casa nueva es algo más que una simple propiedad de bienes raíces. Es un evento importante que refleja su personalidad, sus metas, lo que le gusta y lo que no le gusta, así como sus logros. Hasta cierto punto, representa quién es usted y lo que usted ha logrado.

Lo más importante es que, si usted es como la mayoría de las personas, su casa es a la vez su mayor inversión y su mayor compromiso económico, una responsabilidad gigantesca. Lo bueno es que usted consiguió la casa, y que le aprobaron la hipoteca. Lo malo es que ahora tiene que hacer esos pagos cada mes... por más años de los que desearía pensar.

Las casas no son baratas. El precio promedio de las casas existentes este año ha llegado a los $133,000 nacionalmente. Los precios de las casas nuevas están casi a $20,000 más que eso ($152,500).1 Por lo tanto no debería ser ninguna sorpresa que el cheque más grande que los dueños de casa escriben cada mes, va al prestamista de la hipoteca.

Y eso es sólo el principio. No se le olvide calcular los impuestos a la propiedad, el costo del mantenimiento de rutina, las reparaciones urgentes, los servicios públicos y las mejoras planeadas. Cuando todo eso se suma, puede fácilmente igualar, si no exceder, la cantidad del pago de la hipoteca.

Aún así, su casa es mucho más que sólo dólares y centavos. Su casa representa su vida y su tipo de vida. Es un refugio en donde, al final de un largo día o semana, usted puede botar los zapatos y acomodarse, relajarse y no rendir cuentas a nadie. Representa raíces y pertenencia, recuerdos de días de fiesta, de ser miembro de la comunidad, un lugar en donde sus hijos conocen a los hijos de los vecinos y donde usted puede conocer a los padres. Lo más importante, es simplemente, bueno pues, es su hogar... un lugar del que le gusta tomarse una vacación para luego regresar ansiosamente.

Es por eso que es tan importante protegerla a ésta, su importante inversión en dinero y en calidad de vida. Porque su nueva casa es una valiosa inversión, un gran compromiso económico, y un lugar personalmente único donde su vida familiar se desenvuelve, éste es el mejor momento para revisar la cobertura de su seguro de vida. Específicamente:

Asegúrese que la cobertura de su seguro de vida esté de acuerdo con sus nuevas responsabilidades económicas. ¿Es su seguro adecuado, de manera que si usted muere antes de que se termine de pagar la hipoteca, haya dinero para continuar con los pagos o para liquidar la hipoteca totalmente? O ¿tendrá su familia que continuar pagando la casa sin el beneficio de sus ingresos?

¿Cuán grave puede ser? Digamos que usted sacó un préstamo por $100,000 para una hipoteca a 30 años con el 8% de interés. Su pago mensual de capital y de intereses llega a $734. No está mal, quizá. Sin embargo, considere que el interés total que usted pagará por el plazo del préstamo llegará a más de $164,000 sobre los $100,000 del capital. Lo que quiere decir que por una hipoteca de $100,000 usted pagará un total de $264,000.

No obstante, el seguro de vida proporciona un beneficio al morir y si es por la cantidad adecuada, puede liquidar la hipoteca, rescatando a su familia de esa obligación mensual. Igual de importante, es que puede ayudar a asegurar el que toda su familia tenga derecho al título de la propiedad de su hogar sin hipoteca pendiente. (Para calcular cuánto pagará cada mes y cuánto en intereses totales por el período total de su hipoteca, vea "Un Vistazo Básico a los Pagos de Hipoteca").

El seguro de vida puede ayudar también a proporcionar dinero para ayudar a cubrir otros gastos, incluyendo los impuestos de propiedad y los costos continuos de mantenimiento y cuidados. De otra manera, su familia tal vez no tenga más remedio que vender la casa al morir el proveedor y mudarse a una casa menos cara. El seguro de vida puede crear opciones y dejar que su familia tome decisiones basadas en sus metas, no en la cruel necesidad.

¿Tiene usted preguntas sobre lo que necesita de un seguro de vida? Comuníquese con su agente de seguros de New York Life. Él o ella puede ayudarle a determinar lo que usted necesita y recomendarle la cobertura que ayude a asegurar que si algo le pasa a usted, su familia podrá quedarse en su casa.

La propiedad de una casa es un gran logro y una gran responsabilidad. Deseamos que su nueva casa sea una fuente de calor, felicidad y de buenos recuerdos por muchos años en el futuro.

Un agente de New York Life – capacitado profesionalmente y con experiencia — puede ayudarle a analizar lo que usted necesita y recomendarle las soluciones apropiadas sin costo alguno para usted.

Para mayor información, visite la sección llamada Nuestros Agentes o llame sin costo al 1-877-692-8432. Esta información es gratuita y no conlleva obligación alguna.

Este material se presenta con fines informativos unicamente. New York Life y sus agentes no proporcionan asesoría legal, de contaduría o de impuestos. Para obtener consejos en materia legal, de contaduría o de impuestos, consulte a sus asesores personales.

Los documentos ofreciendo los productos mencionados están escritos en inglés.
Offering documents for the referenced products are available in English only.

1La Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces. Cifras actuales en junio de 2000. Fuente: Real Estate Intelligence Report (URL:www.reintel.com) Artículos relacionados

Rate
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)

To Top
 
¡Felicidades por su nueva casa!

Artículos Relacionados

¡Felicidades por su nueva casa!

El Seguro de Vida como Protector de la Hipoteca

© 2011 New York Life Insurance Company, New York, NY. All rights reserved.  Privacy Policy  Site Help/Disclosures